domingo, 24 de marzo de 2013

Un poquito de jazmín mi naricilla quiere...



Reseña: Jasmin and henna fluff-eaze de Lush

Hoy me apetece hablar sobre un producto que ya hace tiempo llevo usando, pero nunca me había dado por opinar sobre él. Esta mascarilla de Lush me trae loca!!
A lo mejor ya la conocéis, pero por si acaso, os dejo la descripción de la página:


Esta maravillosa y sensual mascarilla fue creada para quienes sufren por tener el pelo con un encrespado incontrolable. Los numerosos aceites naturales que le hemos añadido fueron cuidadosamente elegidos por Mark, nuestro jefe, y harán que tu pelo vuelva a tener peso. Los que tenemos el pelo liso también podemos beneficiarnos de esta mascarilla, su perfume de jazmín y la Henna en polvo ayudan a que todos vuelvan a tener un pelo suave y sedoso.

Nota: Esta mascarilla pre-lavado NO cambia drásticamente el color del cabello ni lo tiñe.
Modo de uso:
- Coge una generosa cantidad de producto.
- Aplícala por todo el cabello en seco, desde la raíz a las puntas, hasta que quede bien impregnado.
- Déjala actuar un mínimo de 20 minutos (cuanto más tiempo la dejes mejor efecto tendrá).
- Lávate el pelo como de costumbre.
- Sécate, dale estilo a tu peinado y ¡disfruta de una melena sana, dorada y brillante!


Pues bien, he de decir que en mi caso, cumple todo lo que promete :D Y la verdad, con la de críticas negativas que he podido leer por ahí, eso me hace sentirme afortunada.
Yo ahora llevo media melena, y he de decir que la cantidad recomendada que pone en el bote me parece excesiva. De hecho, ahora mismo me quedará como medio bote, y llevo usándola ya unas cuatro veces, cuando lo que se aconseja es medio bote por uso!! A mí me gusta echármela en la palma de la mano e ir repartiendo por todo el pelo seco, insistiendo en las puntas y los medios, por miedo a que me engrase la raíz. Lo dejo unos 25-30 minutos y me lavo el pelo con la propia espuma que deja la mascarilla (paso de echar otro champú o acondicionador) y me queda el pelo súpersuave, suelto, fácil de peinar y con un aroma increíble que dura todo el día :) Además, como lleva henna, te deja unos reflejos preciosos que, según como sea tu tono base, adquieren matices rojizos o caoba dorado...
 Tiene una textura un poco pringosilla jej y cuando abres el bote el olor a jazmín puede resultar fuerte, pero una vez aplicado, se torna en un aroma delicioso que al menos a mí me pone de buen humor para toda la jornada.


No es un producto milagroso, ni mucho menos. Ya os digo, sobre todo, si tenéis tendencia a que se os engrase el pelo, no lo apliquéis directamente en las raíces. Por lo demás, me encanta. Cuando se me termine, seguro que volveré a comprarlo...excusa perfecta para dejarme tentar por esa tienda tan apetitosa jej 
Un besazo!

4 comentarios:

  1. ¡Me ha encantado leer esta entrada! Yo uso otra de nombre impronunciable (H'Suan Wen Hua). Huele como a plátano machacado con aceites y deja el pelo brillante, nutrido y super suave. ¡Es una maravilla!

    Me apuntaré esta, sobretodo por los reflejos que da la henna.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que es complicadillo el nombre, jjej, estos de Lush la verdad que tienen invención marketinguera ;)Gracias por visitarme! Un besito

      Eliminar
  2. Tomo nota porque me gusta el color que da la henna aunque de vez en cuando aplico a las puntas un poco de aceite templado y me queda muy suave. Gracias por visitar mi blog. Te sigo tb. Un beso guapa.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, eso del aceite templado no lo había oído nunca! Lo que sí me suena es unas gotas de vinagre para darle brillo :) A veces, los remedios tradicionales son los mejores! Besitos

      Eliminar

Déjame un saludito...